Presbicia

 

La presbicia es una alteración visual relacionada con una perdida de visión próxima ocasionada por el envejecimiento del músculo que se encarga del enfoque. Aparece generalmente entre los 40 y 45 años y aumenta con los años de manera irreversible.

 

Esta es una condición natural. Cuando se es joven el cristalino del ojo es suave y flexible. Este cambia su forma fácilmente, lo que le permite enfocar objetos cercanos y lejanos. Después de los 40 años, el cristalino se vuelve más rígido. Debido a que el lente no puede cambiar de forma tan fácilmente como antes, actividades como la lectura o ver cosas a corta distancia se dificultan.

 

Casi todas las personas que sobrepasan cierta edad, llegan a sufrir presbicia, consecuencia natural del desgaste ocular por envejecimiento. Lo curioso es que los que la padecen o comienzan a percibir sus síntomas tienen una idea erronea de que no puede tratarse y adoptan costumbres como por ejemplo, alejar el diario o la pantalla del celular para leer claramente.

 

El doctor Felipe Arango, director científico y optómetra de Lentesplus.com, afirma que a pesar de no tener solución y ser una alteración que no tiene cura, sí es posible tratarla con gafas o incluso con lentes de contacto multifocales que son especialmente diseñados para este fin.  Es recomendable realizar chequeos con una periodicidad que no supere los 12 meses, después de los 40 años de edad. Así un profesional de la salud visual puede recomendarte una solución que se ajuste a tus necesidades específicamente.

 

Así que, ¡no te preocupes! Aunque es una condición a la que todos somos propensos, la buena noticia es que existen soluciones que nos aseguran una mejor calidad de vida. Lo más importante, es la prevención y el cuidado que le des a tus ojos hoy para tener una mejor visión mañana.