fin 2016

 Se termina el 2016, un año especial o diferente –déjemelo en esos términos- tomamos muchas decisiones a nivel global y dependiendo de la perspectiva personal pudieron ser buenas o malas. Pero viene el 2017 y con él muchas expectativas, sueños y propósitos, pero antes de avanzar una pregunta ¿Cuántos propósitos cumpliste este año?

Tranquilo no eres el único que no logró cumplir en su totalidad los propósitos para este año, de hecho alrededor del 80% de las personas no cumple con sus propósitos.

La lista de propósitos la encabezan: Dejar de fumar, perder peso, hacer ejercicio, leer más libros, dejar el trabajo que odias, aprender a decir no, no buscar excusas, ser más cumplido, ahorrar, quejarse menos, comer saludable, correr una maratón, buscar un hobbie, etc.

 

fin 2016


Solo en las dos primeras semanas de enero el 20% abandonan sus propósitos, el 77% de las personas los abandonan antes de mitad de año y para finales del año solo el 8% de las personas han cumplido propósitos del año; es decir que el balance puede llegar a ser nulo o demasiado pobre cuando lo volvemos a revisar para el siguiente año nuevo.

Uno de los propósitos más comunes es el de ir al Gym, en el mes de enero pueden incrementarse hasta un 70% las inscripciones, pero al finalizar el mes solo un 20 o 30% de los usuarios continúan asistiendo, para el mes de marzo la deserción es del 60%,y el panorama para final de año es poco alentador, pues solo el 10% de personas siguen su rutina en el gym.

El problema no está en no cumplir las metas que nos planteamos propiamente, el inconveniente está en que muy seguramente nos ponemos metas demasiado ambiciosas y al primer fracaso o al no ver los resultados esperados en poco tiempo, entonces decidimos abandonarlos a mitad del camino.

También ocurre que tenemos muchos propósitos o metas a la vez; ente menos metas es mejor, no hay tanta ansiedad por cumplir demasiadas y así uno se enfoca mejor y tiene la energía necesaria.

Muchas veces tampoco tenemos el conocimiento o el apoyo para lograrlo, nos enfocamos solo en los resultados y no en el proceso, cometemos errores y como consecuencias abandonamos nuestras metas.

fin 2016

Sin importar cuantos propósitos hayas cumplido este año que termina, recuerda que año nuevo, vida nueva y con él nuevos sueños, proyectos y retos. Haz una nueva lista, una de la que estés convencido que será posible cumplir, no te frustres a la mitad del camino, retoma energías y continua.