lentes de contacto

 

Los lentes de contacto utilizan el mismo principio que los anteojos, doblan la luz y la redirigen hacia la retina para mejorar tu visión. Se colocan directamente sobre la superficie de tu ojo para corregirla y pueden ayudarte a corregir la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

 

¿De qué están hechos los lentes de contacto?

Hoy en día existen diferentes materiales para los lentes de contacto. Aquellos que son duros están hechos de materiales rígidos y permeables al gas. Los lentes blandos están hechos de un material llamado hidrogel, rico en humectación que permite que el oxígeno pase a través de ellos para mantener tus ojos sanos y frescos.

Ten presente que hay diferentes lentes de contacto que pueden adaptarse a tus necesidades de visión y estilo de vida. Nosotros te recomendamos que visites a tu profesional de la salud visual para que te ayude a elegir el tipo de lente correcto para ti.