Comparar tipos de soluciones de lentes de contacto


Hay dos opciones principales en soluciones de lentes de contacto y cada una se utiliza de manera diferente. La mayoría le requerirá frotar y enjuagar las lentes de contacto antes de usarlas. Esto ayuda a limpiar los organismos microbianos. También desprende depósitos de lípidos y proteínas que podrían haberse acumulado en tus lentes de contacto. Otros se usan generalmente como una solución de "enjuague solamente". En lugar de frotar un dedo en la solución, cada lado del lente se sumerge en un enjuague en su lugar. Cualquiera de los 2 métodos por el que te inclines, si se siguen correctamente, son eficaces en mantener tus lentes de contacto correctamente. Si tienes un tipo de lentes de contacto diferentes o no muy convencionales, pueden requerir un proceso de limpieza con pasos adicionales, así que, como primera medida, es importante consultar con tu oftalmólogo antes de hacer cualquier cambio en los productos que usas en tu protocolo de limpieza.

 

Soluciones multifuncionales para tus lentes de contacto


La gran ventaja de las soluciones de lentes de contacto multiuso es que la misma solución se puede utilizar para limpiar, enjuagar, desinfectar y guardar tus lentes de contacto. Estas soluciones se encuentran fácilmente, ya que abarcan la mayor parte del mercado. Particularmente este tipo de soluciones requieren que los lentes sean sumergidos y frotados después de haberlos usado. Frotarlos es simple y sólo agrega un minuto a tu rutina de limpieza. Simplemente lava tus manos y luego aplica la solución en la palma de tu mano. Coloca un lente en la solución y frota suavemente el lente de contacto con tu dedo índice. Gira el lente y repite el proceso. Siempre es mejor frotar y enjuagar el lente al quitártelo, preferiblemente antes de ponerlo en la solución de remojo durante la noche. El proceso afecta significativamente la limpieza del lente de contacto, así que no te saltes este paso. Los lentes de contacto limpios proveerán una visión más clara y asegurarán que tus ojos permanezcan saludables.

 

lentes de contacto lentesplus tips

 

Soluciones de peróxido de hidrógeno (H2O2)


Las soluciones de peróxido de hidrógeno son una excelente opción para limpiar y desinfectar tus lentes de contacto. Dado que el peróxido de hidrógeno tiende a ser hipo alergénico, este tipo de solución suele ser mejor para personas con sensibilidades a la solución o alergias. La solución de peróxido de hidrógeno se puede usar para frotar, enjuagar y almacenar las lentes de contacto, pero también requiere un paso inamovible de neutralización.

Si el peróxido de hidrógeno no es neutralizado de los lentes de contacto, la solución te causará una incómoda sensación de ardor en tus ojos. La etapa de neutralización se realiza colocando los lentes de contacto en un disco neutralizante que reacciona con la solución de peróxido de hidrógeno. Si utiliza un sistema de peróxido de hidrógeno, asegúrate de nunca poner la solución directamente en tus ojos o en el lente de contacto sin primero neutralizar. Así mismo es de suma importancia cambiar los estuches con cada nueva botella de solución porque el disco de neutralización pierde su eficacia con el uso.

Ambos tipos de soluciones requieren que los lentes de contacto se empapen durante varias horas. En la mayoría de los casos, los lentes deben dejarse en remojo durante la noche (al menos seis horas). Algunas marcas permiten tiempos de remojo más cortos así que, para más detalles, ten en cuenta la opinión de tu oftalmólogo.

 

reacción alérgica cuidado de lentes de contacto

 

¿Qué hacer en caso de reacción alérgica?

 

No siempre seguir cuidadosamente todas las recomendaciones de tu médico y ser disciplinados con el protocolo de limpieza que hayamos establecido, no nos exime de una reacción alérgica o sensibilidad. Muchas soluciones de lentes de contacto utilizan conservantes para mantener la vida útil del producto, a la que algunas personas pueden desarrollar sensibilidad. Cerciórate de las fechas en la botella antes de usar la solución y, si por algún caso experimentas algún tipo de molestia, comunícalo inmediatamente a tu médico. Éstas alergias pueden surgir incluso después de años de uso. Lo importante es tener capacidad de reaccionar a tiempo y prevenir una posible alergia con su sintomatología o percibiendo una simple molestia. Afortunadamente hay disponibles productos alternativos libres de conservantes que evitan las reacciones alérgicas.

 

Limpieza de lentes de contacto (soluciones multiusos)



- Lávate las manos antes de manipular tus contactos.

- Aplica unas gotas de solución en la palma de tu mano y coloca uno de los lentes en ella.

- Utiliza pequeños círculos cuando frotes los lentes y asegúrate de hacer ambos lados.

- Enjuágalos con la solución una vez que se han frotado. Esto evita que todo se vuelva a colocar en el lente.

- Repite tu rutina todos los días.

El proceso de desinfección es un buen momento para usar removedores de proteínas. Sólo recuerda enjuagar tus lentes después. Algunos profesionales del cuidado de los ojos también recomiendan limpiar el estuche del lente de contacto antes de rellenarla con líquido. Este proceso puede eliminar las bacterias microbianas y alargar la vida del estuche.

 

Consejos para mantener tus lentes de contacto limpios con la solución



- Enjuaga el estuche de tu lente de contacto cada día y reemplaza la solución. Nunca reúses la solución.

- Las soluciones salinas son seguras para el enjuague, pero no para la limpieza o desinfección. Estas soluciones son seguras para el almacenamiento y el enjuague, pero sólo cuando se emparejan con un sistema de desinfección por calor o UV, que ya no se usan con mucha frecuencia. Estas soluciones nunca deben utilizarse para la desinfección o la limpieza.

- No te pongas los lentes recién enjuagados con solución de H2O2, en los ojos. Siempre necesitan ser neutralizados primero. Si te aplicas peróxido de hidrógeno a los ojos puede tener efectos perjudiciales y lastimarte.

- Mantén la punta de la botella de solución de lentes de contacto alejada de las superficies. Nunca debe tocar un contador, un contenedor, o incluso las lentes.

- Reemplaza el estuche de lentes de contacto cada 3 meses. Éstos recogen las bacterias, incluso cuando usted hace todo correctamente.

- Nunca enjuagues tus contactos bajo el agua del grifo. Utiliza únicamente soluciones de lentes de contacto para enjuagar y desinfectar. El agua del grifo puede transportar irritantes oculares y algunas veces bacterias. Para evitar molestias e infecciones innecesarias, usa únicamente soluciones aprobadas por los entes regulatorios para desinfectar sus lentes.
Al seguir estas directrices básicas, puedes encontrar y usar una solución de lentes de contacto muy fácil. Hay toneladas de productos en el mercado que ya superan las directrices regulatorias.