miopia y astigmatismo

Tanto la miopía como el astigmatismo son deficiencias visuales debidos a errores de refacción, osea visión borrosa, que ocurre porque la luz no llega directamente a la retina causando la distorsión. 

Cuando la luz refleja un objeto, ésta atraviesa la córnea (la cubierta transparente del ojo) y la pupila (orificio negro del ojo), la luz pasa a través del lente o cristalino que es ajustable según la distancia, éste enfoca los rayos sobre la retina en la parte posterior del ojo. La retina es un tejido sensible a la luz, la cual está llena de conos y bastones, los que transforman la luz gracias a unas células llamadas fotorreceptoras en impulsos eléctricos que son enviados al cerebro a través del nervio óptico. Así es como logramos ver. 

Entre los tipos más comunes de errores de refracción se encentran  la miopía y el astigmatismo, lo cuales se corrigen por medio anteojos o lentes de contacto o como hemos llamado a estos últimos, la solución “invisible”; en ambos casos, ayudan a refractar o variar la luz sobre la retina. 

miopia y astigmatismo

En la MIOPÍA (mala visión de lejos) los objetos lejanos se ven borrosos y los cercanos se ven con claridad, ya que la luz entra al ojo sin ser correctamente enfocada, esto se debe a la forma del ojo. Al entrar los rayos de luz tan rápido dentro del ojo, los lentes de contacto ajustan la trayectoria de la luz y desvían los rayos para que el ojo pueda enfocar. 

Se puede evidenciar en niños desde los 6 a 8 años y durante la adolescencia. En la edad adulta generalmente no hay mucha variación sin embargo si no es tratada puede aumentar en gran medida llevando a las personas a perder practicamente su vision. Esta es una deficiencia visual hereditaria. 

 En al ASTIGMATISMO el ojo no enfoca la luz de forma uniforme sobre la retina, debido a una imperfección en la curvatura de la córnea o en la estructura del lente (cristalino) del ojo, los rayos de luz no convergen en el punto focal y causan visión borrosa a cualquier distancia.

Es un diagnóstico que puede variar con el paso del tiempo y en los niños si no se corrige a tiempo puede causar ambliopía. 

Algunas personas pueden tener un astigmatismo leve, por lo cual entrecierran los ojos para poder enfocar mejor, esto no causa daños en la visión pero sí puede ocasionar dolores de cabeza al esforzar la vista.

El astigmatismo también puede acompañado con miopía o hipermetropía

En ambos casos la deficiencia visual puede variar en cada ojo por lo que la formula para cada ojo puede ser diferente.

Los únicos que pueden determinar éstas u otras deficiencias o condiciones visuales son los especialistas en la salud visual, que se deben visitar una vez al año o cuando notemos cambios o dificultades en la visión,  ellos además de realizar el respectivo diagnóstico, indicará cual será la forma más conveniente de corregirlo.