lentes de contacto lentesplus

 

 

Visita primero a tu médico de los ojos

 

1. Programa un examen de los ojos y una adaptación de lentes de contacto


Con el fin de obtener una receta para los lentes de contacto, tendrás que ver a tu oftalmólogo para un examen de la salud de los ojos para asegurarte de que tus ojos son lo suficientemente saludables como para usarlos. Tu médico también tendrá que realizar una adaptación de lentes de contacto para encontrar los lentes perfectos para tus ojos. Si has tenido un examen de la vista recientemente (en los últimos 6 meses), puedes necesitar solamente ser visto para el ajuste, adaptación y la evaluación.

 

2. Menciona que estás interesado en llevar lentes de contacto


Al programar la cita para ver a tu oftalmólogo, asegúrate de que el personal sepa que estás interesado en usar lentes de contacto, de modo que se pueda programar un tiempo suficiente para tu visita. Ten tu información de seguro médico listo para que la oficina puede verificar cualquier beneficio de seguro que puede cubrir el examen, la adaptación y evaluación de lentes de contacto, así como los lentes en sí.

 

Tu oftalmólogo te recomendara los mejores lentes de contacto

 

Tu receta y estilo de vida determinan tus opciones


Una vez que los ojos y la visión han sido evaluados, tu oftalmólogo podrá recomendar la opción de lentes de contacto más adecuada según la condición y basado en tus necesidades de prescripción. Hay muchas opciones para elegir. Los lentes de contacto más comúnmente recetados hoy en día son desechables blandos. Diferentes lentes desechables blandos tienen diferentes diseños y características que dictan la frecuencia con la que los lentes necesitan ser reemplazadas. Hay lentes que se desechan todos los días, cada dos semanas, y cada mes disponibles de una variedad de fabricantes.
En la mayoría de los casos, tu médico tendrá los lentes adecuados para ti en stock en la oficina, por lo que posiblemente salgas del consultorio con tus lentes ese día. El médico evaluará los lentes de contacto en el ojo para asegurarse de que estén bien y que tienes una buena visión y son lo suficientemente cómodos.

 

Tus lentes de contacto pueden sentirse extraños al principio

 

Si esta es la primera vez que usas lentes de contacto, tomará algún tiempo para que tus ojos se acostumbren a ellos. Es posible que al principio se sientan un poco incómodos o arenosos, similar a tener una pestaña o un vello en el ojo, pero no debe ser doloroso o muy incómodo. Esta sensación mejora a medida que usas los lentes, mejorando generalmente dramáticamente dentro de los primeros diez minutos, y la mayoría de la gente no los siente en absoluto después de los primeros días de usar.

 

Aprende con tu médico como cuidar tus lentes de contacto

 

Se necesita tiempo y paciencia, pero lo obtendrás. Si eres usuario de lentes de contacto por primera vez, tu oftalmólogo o un miembro del personal de la oficina se sentará contigo y te enseñará cómo ponerte los lentes de contacto y como retirarlos correctamente de tus ojos, también cómo limpiar y cuidar de ellos. Esto puede ser un poco frustrante al principio y puede tomar un poco de paciencia para llegar al punto en el que se sientan suficientemente cómodos manejando tus lentes de contacto. Recuerda que es el reflejo natural de tu ojo intentar mantener fuera cualquier objeto extraño y toma algún tiempo para que este reflejo se relaje. Puede tomar 30 minutos o una hora para aprender cómo conseguir ponerse los lentes por primera vez, pero después de que lo hayas hecho por una semana o dos, se convierte en segunda naturaleza y toma generalmente apenas algunos segundos.

 

lentes de contacto lentesplus

 

 

No olvides obtener una copia de tu receta de lentes de contacto

 

Una vez que tu médico haya determinado todos los parámetros de los lentes de contacto, asegúrate obtener una copia de tu receta de lentes de contacto para que luego puedas comprarlos. Los lentes de contacto desechables vienen empaquetados con lentes múltiples en una caja y por lo general se pueden comprar en 3 meses, 6 meses o suministro anual, dependiendo del tipo de lente que se haya ajustado a tu ojo.
Los lentes de contacto son una gran opción para muchos pacientes; ¡Espero que los disfrutes!

 

Posibles riesgos asociados con los lentes de contacto


Los lentes de contacto de venta libre pueden representar un peligro para los consumidores, ya que no se requiere una receta para su compra. Esto no sólo es peligroso, sino también ilegal. En Colombia, los lentes de contacto no pueden ser vendidos legalmente sin receta médica. Esto es por una buena razón. Sin receta médica, corres el riesgo de hacer daño grave a tus ojos. Los lentes de contacto son dispositivos médicos. Es muy importante que un especialista en el cuidado de los ojos ajuste adecuadamente los lentes a los ojos.
Un oftalmólogo u optómetra primero examinará tus ojos, determinará la fuerza de la prescripción necesaria y medirá la córnea para asegurar el ajuste correcto. Además, agenda una cita de seguimiento con tu profesional de la vista con licencia. Unos lentes de contacto perfectamente ajustados protegerán contra los efectos secundarios dolorosos o daños permanentes en los ojos. La falta de un examen de los ojos y la prescripción de lentes de contacto puede resultar en uno o más de los siguientes síntomas:

• Abrasiones a la córnea
• Úlceras corneales
• Infecciones oculares
• Vasos sanguíneos que penetran en la córnea
• Pérdida de la vista

Si has comprado un par de lentes de contacto sin receta médica o si has tenido problemas como resultado, registra una queja con el INVIMA y la secretaria de salud.
El problema no es necesariamente con los lentes de contacto, sino con el proceso por el cual se distribuyen ilegalmente y se usan indebidamente. Cualquier lente de contacto que no esté aprobado por el INVIMA debe considerarse peligroso para la salud ocular.