Alergias ojos

 

 

Existen momentos en los que pueden proliferar las lluvias, los vientos o el tiempo seco y en los que pueden aparecer alergias y molestias propias de la presencia del polen.

Tus ojos pueden sufrir las consecuencias de esta diversión en el ambiente. Enrojecimiento, hinchazón, ardor o sensibilidad a la luz son síntomas típicos de la alergia ocular, la cual puede agravarse con congestión nasal, estornudos y hasta dolor de cabeza.

El Dr. Felipe Arango, Director Científico de Lentesplus.com, te da estas recomendaciones para que puedas proteger tus ojos mientras disfrutas de tus actividades al aire libre.

1. Conoce tu alergia. Si identificas qué sustancia es la que te provoca la alergia, será más fácil poder contenerla y evitarla desde la prevención. Evita el contacto al máximo.

2. El filtro de aire puede ser tu mejor amigo. Limpiar el aire que está a tu alrededor es una buena forma de evitar los agentes alergénicos.

3. Los hábitos de higiene son vitales. No solo el aire se vicia, también tu cuerpo y tu ropa, y puedes traer partículas como el polen al llegar a casa. La limpieza eliminará estos residuos y estarás a salvo.

4. Protégete con una solución multipropósito y gotas. Estos líquidos mantienen la superficie del ojo limpia y pueden mitigar el ardor de la alergia. Si usas lentes de contacto, llevar contigo una solución multipropósito y tus gotas es un deber.

5. ¡Usa tus gafas oscuras! No solo te harán lucir increíble, sino que protegerán tus ojos del contacto con partículas alergénicas, y bloquearán los molestos rayos de luz que puedan llegar a afectar tu visión.

Tu optómetra tiene la última palabra. Si sientes alguna molestia en tus ojos y conoces una predisposición a las alergias, consulta con tu optómetra de confianza. Procura no automedicarte y seguir sus recomendaciones.

La prevención es la mejor manera en la que puedes disfrutar de las actividades al aire libre sin que tus ojos tengan que sufrir el terror de las alergias.