Consejos nuevos usuarios lentes de contacto

 

Los lentes de contacto te van a ayudar a ver mucho mejor y a disfrutar de una excelente visión.

Si es la primera vez que los vas a usar, tus ojos necesitarán un poco de tiempo para adaptarse, pero muy pronto te olvidarás de que los tienes puestos.Vas a ver que es muy fácil acostumbrarse a manipularlos y usarlos.

Si tienes dudas, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte:

 

Cómo colocarte los lentes

Puede resultar un poco complicado colocarte y quitarte los lentes de contacto cuando estás empezando. Te invitamos a que leas nuestra guía paso a paso y encuentres un método fácil y sin complicaciones para realizarlo. Verás que manipular los lentes será tan natural como cepillarte los dientes.

  • Empieza siempre con el mismo ojo cuando te coloques o te quites los lentes para que no se mezclen.

  • ¿Tienes algún amigo que use lentes? Él o ella puede ayudarte para que veas cómo se colocan sus propios lentes de contacto.

  • Para mayor asistencia, visita a tu profesional de la salud visual para una demostración de repaso.

 

Buenos hábitos para adoptar

Debes controlar tus ojos tú mismo una vez por día. Pregúntate:

  • ¿Cómo se sienten los lentes de contacto en mis ojos?

  • ¿Cómo se ven mis ojos?

  • ¿Sigo viendo bien?

  • Antes de tocar tus ojos o los lentes de contacto, lava siempre tus manos y sécalas con una toalla sin pelusa.

  • No te molestes los ojos. Es fácil tocarse los ojos sin pensarlo, pero no querrás pasarles la suciedad de tus dedos a los ojos y desprender el lente.

  • Mantén buenas prácticas de higiene. Limpia, desinfecta y guarda los lentes y el estuche de los lentes como te lo indicaron. Nunca enjuagues los lentes o el estuche con agua corriente.

  • Cumple con el cronograma y reemplaza los lentes de contacto según lo recomendado por tu profesional de la salud visual.

  • No utilices los lentes de contacto por un período mayor al indicado.

 

¿Sientes el lente de contacto en tu ojo?

Si tus lentes están colocados debidamente, no deberías poder sentirlos.

Aquí hay algunas cosas para asegurarse:

  • ¿El lente se encuentra del lado correcto? Si el lente está al revés, no se ajustará correctamente y se sentirá raro. Para ver cuál es el lado correcto, coloca el lente en la punta de tu dedo y acércalo a la luz. Si los bordes están hacia afuera, está al revés y si tiene forma de copa con los bordes suaves, está bien.  Los lentes de contacto también tienen un indicador 123. Sostén el lente a la luz y si los números están al derecho, también lo está el lente.

  • ¿Tu lente tiene una pestaña, una pequeña partícula de arenilla o pelusa? Con las manos limpias y secas, cuidadosamente desplaza el lente del centro de tu ojo abierto y muévelo de nuevo al centro mientras sostienes los párpados inferior y superior con los dedos.

  • ¿El lente está dañado? Una ruptura o rasgadura en el lente irritará tu ojo. Si piensas que tu lente está roto o rasgado, lava y seca tus manos con una toalla sin pelusa y reemplaza el lente por uno nuevo.

 

¿Tus ojos se sienten secos con tus lentes de contacto?

Muchas personas experimentan sequedad en sus ojos en ambientes con aire acondicionado, humo o si pasan mucho tiempo frente a la computadora. Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a cuidar tus ojos si estás usando lentes de contacto.

  • Usa las gotas humectantes que te recomendó tu profesional de la salud visual para mantener tus ojos hidratados.

  • Toma mucho líquido para asegurarte de mantener tu cuerpo hidratado.

  • Parpadea con frecuencia para mantener una capa humectante sobre tu ojo, en especial cuando trabajas frente a la computadora o miras la televisión.

  • Utiliza lentes de contacto diseñados especialmente para retener la humedad.