color de ojos

 

La mayoría de las personas están fascinadas por el color de los ojos, principalmente porque los ojos de cada persona son completamente únicos, como las huellas dactilares. Incluso cuando existen tonos similares entre los ojos de diferentes personas, la concentración de color puede ser muy diferente. El rango de color de los ojos puede variar entre azul, ámbar, café, gris, verde y avellana. Algunas personas incluso dicen que el color de sus ojos puede ser un indicador de su personalidad.

El color de ojos más común es el café, con cerca del 80% de la población mundial luciendo este tono en sus ojos. Entre el 8% y ek 10% de la población mundial vive con ojos azules, el 5% posee ojos color ámbar o avellana, y el 2% tiene ojos verdes haciéndolo el color de ojos menos común.

 

¿De dónde viene el color de los ojos?

La parte colorida del ojo se llama iris, una estructura circular delgada que es responsable de controlar el diámetro y tamaño de la pupila. El iris contiene pigmentación llamada melanina. Dos principales factores contribuyen a la forma en que esta pigmentación determina el color de los ojos:

La información genética que cada persona recibe de sus padres afecta esta pigmentación.

La distribución de pigmentación en el iris afecta la forma en que la luz se dispersa conforme pasa a través del ojo.

 

¿Cómo los patrones de melanina afectan el color del ojo?

El color del ojo es el resultado de variaciones en la cantidad de melanina que cada persona posee. Si el pigmento de melanina presente en el ojo es pequeño, el resultado serán ojos color azul. Un poco más de pigmento arroja ojos verdes y cantidades más grandes de pigmentación son los responsables de ojos color café.

Algunas personas poseen ojos con parches de diferentes colores en el iris, que muestran las diferentes variaciones de concentración de melanina. Por ejemplo, seguro conoces una persona de ojos azules con algunos círculos verdes o cafés alrededor de la pupila. En estos casos, en diferentes partes del iris se encuentran cantidades mayores de melanina.

 

¿Cómo funcionan los genes que dan color a los ojos?

Cada una de las células de tu cuerpo tiene 46 cromosomas, divididas en 23 pares. En el momento de la concepción, una persona hereda un cromosoma de cada uno de sus padres, que pasa a conformar cada par de cromosomas en el cuerpo del hijo. Estos cromosomas están hechos de una parte particular del ADN llamados genes. Estos también vienen en pares y determinan muchas de tus características físicas. Los científicos creen que cerca de 16 pares de genes pueden jugar un papel importante en la definición del color de ojos en una persona.

Nuestros genes cuentan con una célula en el iris que crea específicas cantidades de la pigmentación oscura que llamamos melanina. Entre mayor sea la cantidad de melanina producida, el color de los ojos será aún más oscuro. Los genes que cargan consigo niveles más altos de melanina, y que dan por resultado ojos color café, tienden a ser dominantes sobre aquellos genes con niveles más bajos de melanina, que producen ojos azules. Esto significa que cuando heredas un gen de ojos café, este ganará sobre los genes de ojos azules.

Debido a que la producción de melanina no comienza desde el nacimiento, los ojos de los bebés parecen de color azul. No es sino hasta los tres años, aproximadamente, que se revela el verdadero color de los ojos del niño. Los dos genes principales que son responsables del color de los ojos son OCA2 y HERC2, los cuales hacen parte del par de cromosomas 15. Es importante recordar que personas con diferentes colores en los ojos no poseen genes diferentes, solo versiones diferentes de los mismos.

 

¿Puede cambiar el color de los ojos?

¿Alguna vez has notado cómo los ojos de algunas personas parecen cambiar de color con la luz? Esto se debe a que el iris cuenta con dos capas. Algunas veces hay concentración de pigmento en ambas capas. Las personas con ojos azules o verdes, la capa superior tendrá un poco de melanina. Dependiendo de cuánta luz externa llegue, los ojos pueden parecer cambiar de color conforme el haz de luz las atraviesa.

Los cambios en la luz pueden afectar también el tamaño de la pupila; esta se ensancha dependiendo del nivel de intensidad de la luz o se vuelve más pequeña ante la luz más brillante. Cuando el tamaño de la pupila cambia, los pigmentos en el iris se comprimen o separan, lo que puede mostrar un ligero cambio en el color del ojo. De igual forma, las fuertes emociones pueden cambiar el tamaño de la pupila. Por ejemplo, cuando las personas están enamoradas o muy enojadas, también se puede ver alterado el color del iris.

 

El color de los ojos puede cambiar con la edad

Un pequeño número de personas puede experimentar cambios en el color de los ojos a medida que envejecen, sobre todo en aquellos que tienen ojos de color claro. La exposición al sol puede hacer que el color de los ojos se vuelva más oscuro, así como la piel cambia de tono debido a los rayos solares. Asegúrate de proteger tus ojos con gafas de sol combinados con lentes que incluyan un filtro UV.

Por supuesto, si realmente no te gusta del todo el color de tus ojos y deseas probar con algo diferente, siempre puedes probar los lentes de contacto cosméticos, que están diseñados para imitar la apariencia de tu iris con diversos colores.