cataratas

 

Seguramente has escuchado acerca de las cataratas o conoces a alguien que sufre o ha sufrido de ellas. Pero, ¿sabes en qué consisten y qué riesgo tienen para tu salud visual?

Las llamadas cataratas, que reciben su nombre del color que toman los ojos que la sufren, son una opacidad del cristalino del ojo, que se encuentra detrás del iris y la pupila. Esta parte del ojo hace la función de lente natural del mismo, y juega un papel fundamental para nuestra visión.

Las personas mayores de 40 años son más susceptibles de padecer cataratas, siendo esta la la causa más común de pérdida de visión en esta población y es la principal causa de ceguera en el mundo. Según la Prevent Blindness America (PBA), organización estadounidense dedicada a la prevención de la ceguera, hay más casos de cataratas a nivel mundial que de glaucoma, degeneración macular y retinopatía diabética juntas.

 

Síntomas de las cataratas

 

Las cataratas tienden a aparecer de forma progresiva, afectando la visión de las personas con el paso del tiempo. Las personas que la sufren empiezan a experimentar una vista un poco más borrosa, similar a la que se obtiene al mirar a través de un trozo de vidrio.

Las luces comienzan a parecer excesivamente fuertes y brillantes, lo que será mucho más notorio en las noches. En contraste, los colores se ven más opacos, independientemente de la iluminación.

Por supuesto, cada organismo tiene diferentes formas de reaccionar a las enfermedades, y los síntomas que se puedan presentar pueden variar dependiendo del tipo de cataratas que se sufra. En estos casos, la mejor opción siempre será consultar con tu optómetra de confianza para identificar el problema a tiempo y comenzar un tratamiento oportuno.

 

¿Cómo podemos prevenir las cataratas?

 

Las causas de las cataratas no se conocen con exactitud. Se ha}n realizado investigaciones que buscan descubrir qué provoca el cambio en el cristalino con la edad, y se han logrado identificar factores internos y externos que pueden estar relacionados con el desarrollo de esta afectación. Además del avance en la edad, se cree que las cataratas pueden estar relacionadas con:

- Rayos ultravioletas solares o de otras fuentes
- Diabetes
- Hipertensión
- Obesidad
- Tabaquismo
- Uso prolongado de medicación con corticoides
- Antecedentes de inflamación o lesión ocular
- Antecedentes de cirugía ocular
- Terapia de reemplazo hormonal
- Consumo significativo de alcohol
- Miopía alta
- Antecedentes familiares

Así como sus causas no están totalmente establecidas, el tema de la prevención es aún más difícil de aclarar. Los estudios que acompañan la búsqueda de una causa, sugieren que hay ciertos nutrientes que pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir de cataratas.

Consumir semillas de girasol, almendras y espinacas, buena fuente de vitamina E, es recomendado como posible método de prevención. En esta categoría entra también el consumo de luteína y zeaxantina, presentes en la espinaca, la col y los vegetales de hoja; así como la vitamina C y alimentos que contengan ácidos grasos Omega 3.

El uso de gafas de sol que protejan del 100% de los rayos UV es una recomendación reciente que puede ayudar a prevenir las cataratas. Por supuesto, el principal recurso con el que se cuenta es el autocuidado, acudir a tu optómetra de confianza con regularidad y estar pendiente de posibles cambios que experimentemos con nuestra visión.