Cómo cuidar tus lentes de contacto

Cómo cuidar tus lentes de contacto

Al ponertelos

icono consejo

CONSEJO:

Antes de colocar tus lentes de contacto, tené listos todos los implementos necesarios: los lentes de contacto, la solución multipropósito, gotas lubricantes y estuche de los lentes.

1

Lavá bien tus manos antes de manipular los lentes de contacto o tocar tus ojos.

Lavá bien tus manos antes de manipular los lentes de contacto o tocar tus ojos.

Lavá tus manos y secalas con una toalla sin pelusas, luego tomá los lentes de contacto inmediatamente. Procurá no tocar ninguna otra superficie, así mantenes la asepsia al ponértelos.

2

Revisá la posición de tus lentes de contacto.

Revisá la posición de tus lentes de contacto.

Podes iniciar colocando el lente de tu ojo dominante, ya seas diestro o zurdo.

3

Usá la yema del dedo y retirá el lente de su estuche.

Usá la yema del dedo y retirá el lente de su estuche.

Realizá este proceso con suavidad, evitando usar las uñas. Esto puede dañar el lente o ensuciarlo, por lo que te recomendamos tener un cuidado estricto con el tamaño y limpieza de las uñas.

Podes poner tus lentes de contacto en la palma de tu mano y rocialo con solución multipropósito, así garantizas la ausencia de residuos. No uses agua para esta tarea de limpieza, la solución está diseñada para darle la mayor higiene a tus ojos y al lente.

4

Colocá el lente en la yema de tu dedo índice, sobre la piel.

Colocá el lente en la yema de tu dedo índice, sobre la piel.

Asegurate de que el lente esté en la posición correcta.

Es importante verificar que tu lente de contacto no esté al revés. Para esto, colocá el lente en la punta de tu dedo y acercalo a la luz. Si tiene forma de copa, está listo para su postura. Algunas marcas manejan una marquilla o un tinte de orientación.

5

Abrí tus ojos, y usá tu mano para mantenerlo abierto.

Abrí tus ojos, y usá tu mano para mantenerlo abierto.

Si es necesario, usá ambas manos.
Con la mano en la que sostienes el lente, usá uno de tus dedos para halar el párpado inferior.

Con la mano contraria, levantá el párpado superior para evitar el parpadeo. Con la práctica, encontrarás la forma más cómoda de preparar tus ojos al ponerte los lentes.

6

Es el momento, acercá tu lente al ojo con tranquilidad y constancia.

Es el momento, acercá tu lente al ojo con tranquilidad y constancia.

Evitá movimientos bruscos que puedan inducir al parpadeo. Podes mirar hacia otra dirección para facilitar el ingreso del lente. Este debe estar húmedo, por lo que su adhesión es sencilla.

7

Ahora sí, ¡parpadeá! Podes hacerlo lentamente para ayudar al lente a acoplarse al ojo.

Ahora sí, ¡parpadeá! Podes hacerlo lentamente para ayudar al lente a acoplarse al ojo.

Dependiendo del grado de tu receta, se pueden esperar aproximadamente unos 5 minutos a que el lente termine de ajustarse al ojo y tu visión esté ajustada.

Conoce todos nuestros productos

Al quitártelos

icono consejo

CONSEJO:

Antes de retirar tus lentes de contacto, aplicá gotas lubricantes en tus ojos.
Esto humectará el lente y hará el proceso más fácil.

1

Como primer paso, siempre es vital lavarse las manos.

Como primer paso, siempre es vital lavarse las manos.

2

Con tus manos, halá el párpado inferior.

Con tus manos, halá el párpado inferior. Es necesario que mantengas esta posición mientras retiras el lente.

3

Tocá la superficie del lente con tu dedo.

Tocá la superficie del lente con tu dedo.

Una vez lo sientas, podes empujarlo con suavidad hasta la base del párpado.

4

¡Ya casi los tenes! Usá tus dedos como un gancho.

¡Ya casi los tenes! Usá tus dedos como un gancho.

Con tus dedos índice y pulgar alrededor del lente, presionalo con suavidad y apartalo del ojo. Usá siempre las yemas de los dedos en lugar de las uñas y tener mucho cuidado con el lente, ya que podrías dañarlo o romperlo.

5

Limpiá el lente con una solución multipropósito.

Limpiá el lente con una solución multipropósito.

Ponlo en la palma de tu mano y limpialo con la solución. Esto elimina cualquier residuo que haya podido quedar en la superficie del lente.

6

Guardá el lente en su estuche con solución.

Guardá el lente en su estuche con solución.

Para mantener las propiedades del lente, debes almacenarlo en su estuche sumergido en solución multipropósito. Esto lo mantiene limpio y seguro para la próxima postura.

Conoce todos nuestros productos

Tips de cuidado

1

No sobre uses tu producto

No sobre uses tu producto

Como cualquier otro dispositivo médico, los lentes de contacto tienen una fecha de caducidad. Luego de esta, sus propiedades y características empiezan a perderse, y pueden llegar a lastimar tu ojo. Conocé más acá.

2

Limpiá el estuche de los lentes de contacto

Limpiá el estuche de los lentes de contacto

Cada tres meses, es aconsejable que limpies el estuche de tus lentes de contacto. Podes usar una olla con agua hirviendo, sumergí el estuche durante cinco minutos, retiralo y limpialo con solución salina.

3

Consultá los cuidados con tu oculista

Consultá los cuidados con tu oculista

No todos los lentes de contacto permiten su uso durante actividades específicas.
Consultá con tu profesional si podes usarlos mientras duermes, nadas o te bañas.

4

El agua no reemplaza a la solución multipropósito.

El agua no reemplaza a la solución multipropósito.

Aunque se parezcan, la solución multipropósito cuenta con ingredientes que permiten la limpieza y desinfección necesarias para el uso de tus lentes de contacto.

Conoce todos nuestros productos

¿En qué
te podemos
ayudar?

¿Necesitas ayuda?